martes, 26 de marzo de 2019

Los kioscos

  Las pequeñas construcciones que tantos años en parques, plazas y esquinas nos vendieron periódicos, golosinas, tebeos, cromos... prácticamente han desaparecido. Los que siguen en estos menesteres ocupan sobre todo bajos comerciales y solo uno, en el muelle y por pocos días, se puede ver en la calle.
  Recojo en esta entrada algunos ya desaparecidos, otros cerrados o abandonados y alguno a punto de desaparecer. 

   En 1950 el arquitecto Juan Manuel del Busto realizó un proyecto para kioscos en suelo  público cuya intención era unificar su forma. Serían de ladrillo, estilo racionalista y algún elemento de barco como la proa, ventana circular, alero o visera en curva, trasera cuadrada... 

   Con este diseño se levantaron el de Los Campos, la Plazuela y Begoña. 


BEGOÑA
Kiosco de los jardines de Begoña cuando todavía estaba en uso. Foto anterior a la remodelación de 1992 que se lo llevó por delante. Un derribo innecesario 

Kiosco de Begoña en los ochenta con su frontal en forma de proa. Las revistas y tebeos se colgaban con pinzas en un cordel bajo el alero. Los escaparates laterales exponían revistas y tebeos. En el frente, en vertical, una ristra de periódicos dejaba ver los titulares. Al fondo se ven las casas de Don Lucas Villa antes de su rehabilitación, con los entresuelos y sin recrecido

LOS CAMPOS
Kiosco de Los Campos. Construido en ladrillo y con el alero en curva. Fue el que más tiempo se mantuvo en activo. Su aspecto empeora cada día. Tiene una plazoleta a su espalda y podría prestar algún servicio de turismo, hostelería, venta de plantas y flores,  prensa, servicios públicos o cualquier actividad vecinal. Seguro que tiene posibilidades 

 PLAZA DE SAN MIGUEL
Kiosco de la Plazuela. Muy bien restaurado y aprovechado con éxito  como bar-cafetería durante un corto espacio de tiempo. Es una lástima que se haya cerrado porque la ubicación es perfecta para tomar algo, leer el periódico, estar al sol o entretenerse mirando los edificios de alrededor

   En los años setenta del siglo pasado se diseña otro tipo de kiosco fabricado con placas de aluminio. De este modelo de forma hexagonal aún se conserva uno en los Jardines de la Reina a punto de cerrarse.  


  LOS JARDINES DE LA REINA
Kiosco del muelle. Creo que es el último de este estilo. Cerrará a finales de marzo por decisión de la Autoridad Portuaria que es quien gestiona la zona. Este mismo lugar  estuvo ocupado por otro de madera que desde 1922 se dedicaba a la misma actividad comercial. Un servicio al vecindario y paseantes que desaparece tras un siglo de vida   
Antiguo kiosco de los Jardines de la Reina. En esta fotografía, cuyo autor desconozco, se ve el antiguo en la misma esquina. Posiblemente sea de los años cuarenta, por la ropa de la lechera que está apoyada en el mostrador y porque aún no está la Comandancia de Marina. Me la proporcionó Nacho, el arrendatario que cierra el kiosco estos días

LOS PATOS
En Los Patos hubo otros dos kioscos de aluminio hasta la recuperación de las pérgolas en 1992. Uno para venta de prensa y otro como estanco. Otros dos similares había en los Jardines de Juan Alvargonzález, frente al ambulatorio de la Puerta de la Villa. De aluminio también se mantuvo varios años el Kiosco de Luz, frente a la plaza de toros

SOMIÓ 
En el cruce de la Carretera del Infanzón con la calle Dionisio Cifuentes se encuentra esta construcción conocida por algunos mayores como fielato y por otros como kiosco. Se levantó en los cincuenta del siglo XX para estación sanitaria (fielato) de control de las mercancías que entraban en la ciudad 
Se mantiene en buen estado de conservación gracias a su uso constante. Después de fielato se convirtió en tienda donde se despachaban comestibles, prensa, helados y artículos varios 
    Pienso que no hay razón para que los kioscos desaparezcan. Al ocupar suelo público y estar bajo concesión municipal se pueden mantener como un elemento más del mobiliario urbano. Fueron  el   más  pequeño  comercio de cercanía y punto de encuentro, y pueden seguir siéndolo. No hay más que salir de Gijón para ver cómo se reutilizan en otros lugares. Muchos mantienen su función tradicional de venta de prensa y revistas, otros son puestos de flores y plantas o de hostelería, oficina de información local y turística, etc. Habría que darles un destino porque estas pequeñas construcciones cuando están bien conservadas embellecen y dan vida a las calles. Es una pena que se pierdan. 

Actualización de 28 de marzo: Un enlace propuesto en un comentario al blog nos remite a un recomendable artículo sobre el preciosos kiosco de la plaza del Seis de Agosto que regentaba Pachín de Melás.

             https://www.diariodelaire.com/2016/03/el-quiosco-de-pachin-de-melas.html 


Si te gusta la entrada puedes dejar un comentario en la barra inferior haciendo clic en los comentariosAparecerá publicado al día siguiente.
Vuestras opiniones, observaciones, sugerencias.... siempre son bienvenidas. 

martes, 12 de marzo de 2019

El Môderne. Un edificio de lujo para un hotel de lujo.

  La apertura del hotel El Môderne en la calle Marqués de San Esteban 27 ha sido recibida con alivio por quienes vemos cómo día a día se deteriora parte de nuestra arquitectura más notable. 
   El aprovechamiento de este inmueble como hotel ha puesto a salvo uno de los edificios más representativos y sacado a la luz con su cuidadosa limpieza exterior lo sobresaliente de su estructura. 

   EL EDIFICIO. El proyecto de 1931 del arquitecto Manuel del Busto fue encargado por el industrial Bernardo Madiedo Valdés. Constituye una de sus últimas obras de estilo Art Decò y es de gran originalidad.   
   Su orientación a tres calles, Almacenes, Marqués de San Esteban y Pedro Duro le otorga un lugar privilegiado para poder admirar sus fachadas. 
  Las siguientes fotografías muestran el edificio en distintos momentos de sus casi 90 años. 
Hotel El Môderne. Edificio de Busto tras la rehabilitación. Foto de 2019


Edificio original. Años 30 del siglo XX
En fase de rehabilitación. Foto de 2018

Cuando todavía estaba dedicado a viviendas. Foto de 2015
   LA REHABILITACIÓN. En un tiempo ajustado se llevó a cabo el tratamiento de las fachadas, el cambios de ventanas por otras exactas a las originales, la reforma interior que transformó viviendas, oficinas y locales comerciales en dependencias hoteleras y la consolidación de todos los elementos protegidos tanto interiores como exteriores. 
   La impecable restauración se la debemos a la empresa constructora y promotora Los Campos que ha devuelto el atractivo y belleza a un edificio singular.  
En el último tramo de su alzado se ven los torreones almenados, cabezas olmecas, figuras, dibujos geométricos y vegetales, líneas en zigzag..... Año 2019
Antigua ventana en 2010
Torreones de esquina en 2010


Esquina a calle Almacenes en la que se aprecia la conservación de los forjados 
Las ventanas y el antiguo portal en zigzag, la decoración de la antigua planta de oficinas, el muro de la planta baja con cubierta con placa de mármol..... todo reclama atención 


   EL INTERIOR. El hueco central de la escalera, con una pared en curva iluminada por ventanas de cristales emplomados, así como el portal y el vestíbulo de entrada eran elementos protegidos. Se han respetado íntegramente y se han restaurado puertas, escaleras, ventanas, etc.
Este tramo de escalera, original de la casa, discurre en curva. La puerta pertenecía a un antiguo ascensor. Losas de mármol forman el alto zócalo
Esta foto de tan mala calidad, permite ver entre las piezas de mármol las vidrieras laterales. Tras la puerta cortaviento se ve el arco de paso a la escalera  
  

ALGUNAS HABITACIONES. El distintivo del hotel es el negro, blanco y gris, Su decoración minimalista dispone de muebles y elementos muy funcionales. El interior ofrece confort con un aspecto acogedor y de buen gusto. Las terrazas con vista a los torreones resultan impactantes y, desde luego, es una experiencia única dormir en una habitación redonda. Sin duda, resulta un hotel con encanto. 
Añado algunas fotos mías y remito a la web de El Môderne que presenta otras muchas.




















  Las suites con sala privada ubicadas en los torreones disponen de acceso a una terraza. Hay habitaciones como pequeños apartamentos.




   OTROS DETALLES DEL EDIFICIO. Hay tantos adornos interesantes en esta excelente obra de Manuel del Busto que añado algunos puntos que merecen atención.  
    









 


   Para saber más sobre esta construcción puedes hacer clic en este enlace a una entrada anterior referida al mismo edificio. 

  Agradezco a la directora del Hotel, Élida Suárez, su amabilidad al acceder a mi petición de visitar el hotel así como a Elías el haberme acompañado por distintas dependencias. 



Si te gusta la entrada puedes dejar un comentario en la barra inferior haciendo clic en los comentariosAparecerá publicado al día siguiente.
Vuestras opiniones, observaciones, sugerencias.... siempre son bienvenidas.  

jueves, 14 de febrero de 2019

Puertas enrejadas de portales

  Sin duda las puertas de portal son lo que primero llama la atención en un edificio, un aviso de lo que vamos a encontrar a continuación 
  Son tantas y tan variadas que aunque ya tuvieron su espacio (ver Portales 1, Portales 2 y Montantes), vuelvo a ellas de nuevo.  
    En esta ocasión traigo las elegidas por Berto, un amigo que tiene la mirada atenta a todo lo que se refiere a Arte. Sus paseos por Gijón me proporcionaron una selección de puertas con enrejado de diseño Art Decó. 
  Todas ellas se merecen una observación detenida. ¡Lástima que tantas veces pasen desapercibidas!
Alvarez Garaya  13. Edificio de 1943 en la esquina con la calle 
Langreo, donde está la Ferretería El Candado 








Edificio de los años 40.
Es la casa de la Zapatillería
Llaneza 

Calle Asturias 6
Celestino Junquera 1. Una magnífica
puerta de 1931
Menéndez Valdés 29, junto a la antigua
Farmacia Llanos. Arqto. Pedro Cabello





































    
   En los montantes de las puertas se encuentra con frecuencia el número, el año de construcción e incluso el nombre del arquitecto. 
Celestino Junquera 1. Un edificio de los arquitectos Busto frente a la plazuela

Calle Asturias 6. En el portal de un edificio de los años 40 de estilo racionalista



Plazuela de San Miguel 1
Edificio de Manuel del Busto
de 1903
Bajo el frontón con relieves
precolombinos hay dos rejas:
el montante y los cuarterones
de las puertas







































Calle Carlos Bertrand 2, casa de 1940
Detalle. Arquitecto Pedro Cabello 


































Calle Numa Guilhou 34
Detalle del edificio de estilo racionalista


Original reja de El Sitio


Montante del Restaurante El Sitio

Numa Guilhou. Aquí estuvo el excelente y familiar restaurante El Sitio


Calle Santa Elena 12 
Calle Libertad 26

Calle Marqués de Casa Valdés 12

Calle Marqués de Casa Valdés 47




A la izquierda, detalle de la puerta de Plaza 
de Europa 19.
Arriba, detalle de la puerta de la calle 
Numa Guilhou 32


COLLAGES COMPUESTOS POR BERTO

    Con muchas de las rejas anteriores y algunas más, ha hecho unas bonitas composiciones que reúnen las originales forjas que tenemos a la vista en nuestras calles. Todas ellas las podemos encontrar si llevamos la mirada atenta  a los dibujos de los portales.  











   Los enrejados de las puertas son otro de los elementos urbanos cuya diversidad los convierte en un auténtico muestrario. 

Si te gusta la entrada puedes dejar un comentario en la barra que aparece a continuación haciendo clic en comentariosAparecerá publicado al día siguiente. 
Vuestras opiniones, observaciones, sugerencias.... siempre son bienvenidas.