domingo, 24 de diciembre de 2017

Edificios del Muelle I

   El muelle de Gijón conserva en primera línea de mar varios edificios que desempeñaron un papel importante en el entramado portuario. 
   El trayecto que hay entre el dique de Santa Catalina y los Jardines de la Reina permite ver algunos que se dedicaron a actividades industriales, mercantiles y administrativas relacionadas con el mar durante los siglos XIX y XX.
A la izquierda está la Casa de los Prácticos, a continuación junto a la escalera hacia el cerro, la Autoridad Portuaria y Sanidad exterior
   En el arranque del rompeolas se encuentra la Casa de los Prácticos. Su elevada posición le ofrece visibilidad sobre alta mar y sobre la entrada del puerto.  
   Fue construida para estancia de los prácticos del puerto, equipo de marinos mercantes responsables de las maniobras de aproximación de los barcos y de su atraque en las dársenas. Cuando los prácticos se trasladaron a El Musel en los años ochenta la casa quedó para uso de la Cruz Roja del Mar. 
Casa de los Prácticos. A la izquierda la Casa de las Piezas en la subida al Cerro de Santa Catalina. 
   Está encaramada en un alto pedestal de sillares de piedra situado dentro del mar. Dispone de un mirador en su cara norte.  
     Fue construida hacia 1922  por el maestro de obras José García Prendes, según aclara Héctor Blanco en su Arquitectura sin arquitectos en Asturias. 
     Su imponente base está atravesada por un túnel que comunica la escalera lateral con el paredón exterior del rompeolas, junto a la boca de uno de los colectores antiguos. 
     Es un edificio sin rasgos decorativos pero que despierta gran curiosidad cuando las olas se estrellan contra él.  







                      AUTORIDAD PORTUARIA, ANTIGUA JUNTA DE OBRAS DEL PUERTO

En la foto se ve la forma original del edificio. Constaba de un cuerpo central
de más altura y dos laterales. La ampliación que se hizo a su izquierda lo desfiguró para siempre
Una de las preciosas
rejas que protegen la
planta baja
En  una de las ventanas inferiores estuvo instalada
durante años una pequeña estación meteorológica
a la que se iba a ver la previsión del tiempo









    La fachada de ladrillo visto mejora con el contorno de huecos, repisas, ménsulas, etc. en tono claro. También merecen atención la forja de rejas y balcones. 
   Se construyó en las primeras décadas del siglo XX para oficinas y almacenes de la Junta de Obras del Puerto, organismo que gestiona el puerto, hoy Autoridad Portuaria con sede en El Musel. Actualmente se encuentra a la venta. 
Foto hecha en torno a 1918. La planta baja perdió su simetría tras numerosas modificaciones. A la derecha se ve la Cuesta del Cholo y un edificio aun existente.  

EDIFICIO DE LA RULA


    El industrial Anselmo Cifuentes, propietario de la Fábrica de Vidrios Cifuentes, Pola y Cía. (Fábrica de Cristales), fue el promotor en 1871 del dique Victoria. Desde este muelle se exportaban sus productos. Va adosado al espigón de la vieja dársena y está soportado por una larga arcada. Sobre el dique se construyó un edificio para la Aduana.

     En 1926 la Unión de Armadores de Buques Pesqueros obtiene la concesión del edificio aduanero para su explotación como Rula de pescado. Aquí se subastó hasta 1986.  
En la foto se ve la construcción original de la Aduana. A la izquierda las chimeneas de los vapores atracados en el muelle Victoria
Foto de J. Thomas en la que ya se ve el cuerpo central de la Aduana ya convertida en la Rula y enfrente las embarcaciones de bajura 


                           SANIDAD EXTERIOR Y CENTRO DE VACUNACIÓN INTERNACIONAL

   Este centro es responsable de las vacunas y medidas sanitarias anteriores y posteriores  a los viajes internacionales a determinados países. 
El Centro de vacunación internacional está construido delante del paredón de la subida a Cimadevilla   
El paredón del Tránsito de las Ballenas continúa por detrás 
de Sanidad y en él se conservan las antiguas escaleras 
al muelle 


                                CUESTA DEL CHOLO Nº1 Y EFECTOS NAVALES "EL ÁNCORA"

    Este curioso edificio fue proyectado por Miguel García de la Cruz en el año 1907. Fue propiedad del armador valenciano Miguel Pérez Meraldini  a cuya familia perteneció durante décadas. En la planta baja, junto al muro de la Cuesta del Cholo, estuvo el almacén de aperos de su flotilla pesquera. El resto del espacio lo ocupaba un comercio de efectos navales. La incesante actividad portuaria requería de todo tipo de aparejos y mercancías para la navegación por lo que alrededor del muelle florecieron los negocios de esta clase de suministros.     


     Actualmente hay un local hostelero cuya entrada se adorna con la campana que desde el tejado de la Rula sonaba para anunciar la llegada de la pesca.  
La casa mantiene su hechura original pese al cambio de los miradores en los años cuarenta. La estrechez de los huecos y las ménsulas le dan cierto aire de fortaleza. 
En primer plano se ve un cañón usado como bolardo y un reloj de 1922 instalado por la Junta de Obras del Puerto  
Todas las ventanas tienen un dintel de ladrillo y
adornos cerámicos a los lados
Sobre el arco de ladrillo de la entrada se ve la campana de la Rula 
Tonalidad que presenta la fachada en cualquier atardecer soleado
  En la fotografía se ven los jardines que había en el lugar ocupado desde 1948 por la Comandancia de Marina.


   En el lado opuesto al de la foto estuvo la garita de la Guardia Civil hasta los años cincuenta.


 La fachada lateral,  tapada hoy por la Comandancia, es diferente a las otras tres. Sus canecillos bajo las cornisas, dice Héctor Blanco en Miguel García de la Cruz. Arquitecto, es uno de los elementos que contribuyen a su aspecto medieval .  


   La fotografía pertenece a la Colección del Padre Patac y está hecha en torno a 1925. En ella se ven los miradores originales.



    Que esta casa es de primeros del siglo XX lo atestiguan las columnas de hierro que se ven en el local Habana con la inscripción de la Fundición Riera. 
Riera, Menéndez y Cía   Gijón   La Calzada
Local del Habana, antiguo 
almacén de efectos navales 
El Ancora












   
   Leo en el artículo de J.M. Ceínos en La Nueva España "Cuando la Constructora hacía barcos" (diciembre 2009) que el astillero de Riera Menéndez y Cía se construyó en La Calzada en 1902 en pleno desarrollo industrial. Estas instalaciones navales disponían de hornos de fundición en las que se fabricaban piezas de hierro que aún se conservan, farolas, bancos, columnas... y que permiten aproximarnos a la fecha de su fabricación.     

                                               COMANDANCIA DE MARINA 

La Comandancia de Marina de 1948 tiene el estilo de los edificios barco. Rotonda de esquina a modo de proa, ventanas de ojo de buey, mirador elevado como un faro, barrotes tubulares... 
  La Comandancia de Marina está representada en la ciudad desde 1800. Tuvo su primera sede en la calle Marqués de San Esteban hasta que en la Guerra Civil pasó al edificio racionalista del arquitecto Manuel del Busto en la plaza del Parchís, en el que permaneció hasta 1948. 
   Alberga las oficinas y viviendas de la comandancia naval. A este organismo le compete la atención a los buques de guerra que atracan en Gijón así como lo relacionado con el tráfico costero en coordinación con otras administraciones civiles y militares. 
   
   Continuando hacia los Jardines de la Reina pasamos ante la escalera presidida por el busto del héroe de Abtao, Don Claudio Alvargonzález, marino gijonés que da nombre a la calle. En lo alto, la capilla de La Soledad patrona del gremio de pescadores. 

Pero aún quedan edificios fundamentales en el viejo puerto como las navieras Olavarría y Paquet. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario