viernes, 14 de julio de 2017

Señales. Postes kilométricos de carretera

   Los postes kilométricos que tanto tiempo  nos acompañaron desde un lado de la carretera, casi han desaparecido. Prácticamente los tenía olvidados y tropezar con uno de ellos cerca de Caldones me puso sobre aviso, así que dediqué varios días al rastreo de cercanías. 

    Gijón, que no tiene ningún leguario como el de Olloniego o el de Oviedo, que yo sepa, conserva sin embargo antiguos indicadores de hectómetros, kilómetros y miriámetros. 

    El hito de Caldones no es el único en la carretera a Pola de Siero (AS-248, antigua C-140). Hay otros cuatro además de pequeños postes hectométricos. Viejas señales que han sobrevivido. 

   Unos días de búsqueda dieron como resultado este particular inventario de antiguos mojones. 


             POSTES KILOMÉTRICOS EN LA AS-248, ANTIGUA C-140, GIJÓN A POLA DE SIERO

O-140 (hoy AS-248) Gijón-Pola de Siero. Kilómetro 2 junto a Ceares
Es una foto muy retocada para eliminar las pintadas de los
vándalos que a diario destrozan el patrimonio local
    En 1939 el Ministerio de Obras Públicas decide estandarizar la señalización de carreteras poniendo en marcha el plan Peña. Se igualan los indicadores, balizas, señales verticales, etc. Las carreteras de primero, segundo y tercer orden pasan a ser nacionales, comarcales y locales. Este sistema se mantuvo casi cuatro décadas. 
      Los hitos kilométricos eran pequeñas columnas de 1 mt. con base triangular, dos caras rotuladas mirando en ambos sentidos de la vía con su identificación y número de kilómetros desde el origen y una cabeza redondeada de color rojo, verde o amarillo según la categoría del vial. 

O-140 Kilómetro 5. Granda 
O-140 Kilómetro 7. Vega
                                                                                         
O-140 Kilómetro 11. Fano
O-140 Kilómetro 8. Caldones

         
            POSTES HECTOMÉTRICOS EN LA AS-248, ANTIGUA C-140, DE GIJÓN A POLA DE SIERO 

    El plan Peña también igualó los hectométricos.Eran blancos con el número grabado y pintado en negro, de unos 40 cm y colocados en algunos tramos cada 100 metros. Estos se encuentran en Granda, Vega y Caldones

.

   
                   
POSTES KILOMÉTRICOS EN LA AS-326, ANTIGUA CARRETERA DE SERÍN  A GIJÓN  

PK8. Tramo paralelo a la autopista "Y".
Al fondo, en el nudo de Serín, la escultura

"El Cauce" de Vaquero Turcios 

 
PK11. Tramo paralelo
a la factoría de Ensidesa

PK3 en el Campo de Tiro

     
    
El poste más cercano a Gijón se encuentra dentro del recinto del Campo de Tiro de Ensidesa. La antigua carretera que sale por Tremañes se desvía aquí siguiendo otro trazado. Discurre a continuación entre la autopista "Y" y Ensidesa, atraviesa la ZALIA y se dirige a Serín. 

             
  EL MIRIÁMETRO DE LA CARRETERA CARBONERA AS-246 DE LANGREO A GIJÓN

  Esta carretera hacia las cuencas mineras que ya estaba en la mente de Jovellanos en el siglo XVIII no se haría realidad hasta varias décadas después. 

      La Carretera Carbonera iba a facilitar la salida del carbón desde las minas del interior al puerto de Gijón. Su construcción es de 1842 y se debe  a Alejandro Aguado, marqués de las Marismas del Guadalquivir. Su recorrido de 35 Km comenzaba en La Felguera, atravesaba El Berrón y entraba en Gijón por la Avenida Schultz finalizando en la Puerta de la Villa. 

Km 30 desde su origen en
La Felguera



     Antes del plan Peña se solían marcar las distancias en carreteras y caminos por miriámetros, es decir, un poste cada 10 Kmts. 


    El Miriámetro de la Carretera Carbonera es, posiblemente, de la época de su construcción en el siglo XIX.
   
Debería protegerse porque  es un resto arqueológico único dentro del patrimonio carretero local.  



    Hay en internet muchos y muy interesantes blogs dedicados a difundir la historia de las comunicaciones: trazados de carreteras, nacionales radiales, carreteras históricas, hitos klométricos, señales, etc., una guía para conocer España sin pisar una autopista. 
   Al través de ellos me enteré que en muchos lugares rescatan los postes kilométricos y los rehabilitan como recuerdo. Pero son, sobre todo los antiguos Miriámetros y Leguarios los que se exhiben como figuras ornamentales en plazas y paseos. 




       Los mismos días que preparaba esta entrada sobre postes kilométricos apareció uno nuevo. La inauguración de las obras de la futura conexión de la AS19 con El Musel se celebró descubriendo un hito kilométrico azul. Se puede ver junto al paso elevado que salva la AS19 en Lloreda. 
       
  

miércoles, 21 de junio de 2017

Señales. La milla marina medida

   Dando un paseo por la senda costera, a la altura de la casa de Rosario Acuña, se pasa entre dos conos de piedra de más de cuatro metros de altura. Forman parte de la serie de indicadores marítimos que, aunque en desuso, aun se mantienen en pie. 
   A simple vista parecen conos pero de cerca se aprecia cómo a medida que se elevan van estrechándose hasta quedar achatados por un lado. 
  Hay cuatro torretas en la senda del Este. Dos junto a la casa de Rosario Acuña y otras dos en el parque de La Providencia. 
  La distancia cuando se va navegando, desde que dos se alinean hasta que lo hacen las otras dos es de una milla marina, es decir, 1852 metros.

  INDICADORES DE ROSARIO ACUÑA
Las dos torretas de la Casa de Rosario Acuña
Vista de la casa de Rosario Acuña con las dos torretas. Alrededor de 1970 cuando aun era una vivienda. Mucho antes de su rehabilitación para Escuela-Taller 
    Antes de salir a alta mar los barcos realizaban pruebas de velocidad y de consumo de sus motores. Estos valores de rendimiento se establecían en recorridos de una milla marina medida. Estas torretas se construian ex profeso para poder ver la distancia exacta desde el mar.  

La de más arriba está medio 
oculta por la vegetación de
la casa de Rosario Acuña  



La situada más abajo, bien conservada,
se ve entera desde la senda








INDICADORES DEL PARQUE DE LA PROVIDENCIA 
Las dos torretas vistas desde el parque de La Providencia
    Las dos columnas están deterioradas. La más cercana al mar, que además se encuentra en un terreno privado en el que hay un vagón de tren convertido en vivienda, está en muy mal estado.
                                                                                
La de más arriba está sujeta con
un cable al suelo y tiene la parte superior
destrozada
La inferior está oculta dentro de
un terreno particular al lado de
la senda 
   Las pruebas de navegación a los barcos recién construidos, reparados o que tuviesen que verificar su rendimiento consistían en recorridos determinados a cierta distancia de la línea de costa, con una trayectoria prefijada, en ambos sentidos y con los motores a potencia máxima. (Pruebas descritas en un BOE de 1970 que no he conseguido recuperar)    
  Señales como éstas, además de referencias terrestres para ubicarse en el mar, informaban de la cercanía de rocas, bancos de arena u otros obstáculos no visibles cuando la geolocalización no disponía de los actuales medios electrónicos e informáticos.   
   Recuerdan que una parte de la vida local estaba vinculada a la mar, a la industria naval, a la presencia constante de barcos en el horizonte, al trabajo en muelles y astilleros...  Restos que todavía se encuentran en la costa y que atestiguan un ayer de ciudad portuaria. 

Pero este paseo por la senda se puede aprovechar para ver algunas cosas más. Un vagón de tren y un puente de barco, instalados en mitad del prao y convertidos en viviendas. Dos bunkers de la Guerra Civil, uno dentro del parque y otro cerca del acantilado. Y, como no, el mirador que recrea la proa de un barco y que vemos desde la playa. 

jueves, 8 de junio de 2017

Cimadevilla antes

  Recientemente publiqué en este blog dos entradas sobre Cimadevilla acompañadas de unas fotografías tan actuales que daban pocas pistas de su pasado. Como me parecía una imagen incompleta, añado una serie realizada antes de su rehabilitación a finales del siglo XX.    
   Se puede comparar el barrio que hoy recorremos con el que fue durante años núcleo marinero, con barcas en el muelle, redes, carros y nasas por sus rincones, actividad en la rula y la tabacalera, cigarreras, pescaderas y marineros por las calles...  y todo lo que le dio vida

Rampa de la rula, Cuesta del Cholo, bar Mercante y almacén de Efectos Navales


Rula y fábrica de hielo


Desde la rula, muelle sin barandillas, casa de Paquet, Colegiata y torre del Revillagigedo



Comienzo de la calle Recoletas, al fondo plaza mayor





















Calle Vicaría, al fondo casa de Paquet

Colegiata y fuente de Pelayo


Callejón entre la plaza de la Colegiata y la casa de Nava


Calle Rosario desde la plaza de la Soledad 

Plaza de Arturo Arias



Calle Rosario

Calle Atocha


Plaza de La Corrada



Esquina de la Cuesta del Cholo, bar Mercante y
barbería (luego La Gaviota Calva)
























Calle Eladio Verde. Al fondo la Tabacalera







   Las fotos antiguas pertenecen a una publicación de 1977, "Andar y ver Cimadevilla" con textos de José A.López-Urrutia y fotografía de Emilio Cueto. 

   Tal ha sido la transformación que cuesta traer a la memoria la grisura y desconchones de las casas o el empedrado, cuando no barrizal, de las calles y plazas. 
Sin embargo, ese era su aspecto y también parte de su encanto.