Mirar

Mirar
Un amanecer de agosto en el Campo Valdés

jueves, 19 de mayo de 2016

La Gota de Leche y el Hogar Maternal

   En 1910 la mortalidad infantil en Gijón se acercaba al treinta por ciento, por encima de la media nacional, debido a las malas condiciones de vida de la población trabajadora. En 1922 el médico Avelino González entra a formar parte de la Junta Local de Menores. Gracias a sus iniciativas para proteger a madres y niños, a su imaginación para recaudar fondos con los que sufragar sus proyectos, como la Rifa Pro-Infancia, y a sus conocimientos en el campo de la Puericultura, esa tasa va a descender sensiblemente durante las décadas siguientes.  
  Planea una ciudad para los niños. En los centros que crea se dispone de consultas médicas para menores y madres gestantes, reparto de botellas de leche pasteurizada, guardería y comedor para trabajadoras y sus hijos así como de un Instituto de Puericultura.  
   De su proyecto se conserva el denominado Paseo de la Infancia, una gran fuente de cerámica de Talavera ubicada en el Jardín Botánico, el edificio de los antiguos Juzgados concebido inicialmente como Hospital Infantil y los dos edificios más emblemáticos de su obra,  La Gota de Leche y el Hogar Maternal e Infantil . 
Ambos mantienen su aspecto original y albergan en la actualidad  servicios municipales.  


Gota de Leche. Arquitecto Miguel García de la Cruz. 1925 




Torre del Instituto de Puericultura en la Gota de Leche

Entrada a las consultas  de Puericultura

Leyenda en la fachada de la Gota de Leche

Hogar Maternal e infantil. Arquitecto Pedro Cabello Maíz. 1943 

Hogar Maternal
Edificio del arquitecto Pedro Cabello para Hospital Infantil 

Fachada posterior del Hogar Maternal







lunes, 16 de mayo de 2016

Azulejos

   En Gijón abundan los edificios antiguos con la fachada de azulejos que, además de ser decorativos, son útiles en lugares donde llueve. Los azulejos protegen los muros y resguardan de la humedad. Algunos dan colorido a las calles.  

    
Paseo de Begoña 5
   Julio Somoza, uno de los gijoneses más combativos de su época en la defensa del estado de las calles y plazas de Gijón, se quejaba de la suciedad de las fachadas. Esto se debía al humo de las fábricas que la rodeaban en los años de la industrialización y que, combinado con la humedad, afeaba el aspecto de la ciudad. El azulejo resultaba más fácil de mantener limpio.


Calle Instituto 16
   Y quienes colocaron los azulejos lo hicieron de forma concienzuda. Aquí aparecen construcciones con más de 100 años en las que siguen intactos.  
                              
Calle Cabrales 88


Calle Trinidad, frente al muelle
Calle de Los Moros 8. Una pared que es un muestrario
    En ocasiones era el material elegido para indicar nombres de calles o  establecimientos, anunciar objetos en venta, proporcionar información....etc.
Plazuela San Miguel 13

   
Hogar maternal. Paseo de la Infancia
           
                                                   


Ferretería vasco-asturiana.
Calle San Bernardo 31
    
Edificio de Cristalería La Industria
Calle San Bernardo 29
     


Avenida de la Constitución 21
Una reliquia de los años 60


viernes, 13 de mayo de 2016

Pequeñas supervivientes

   Hay muchas pequeñas construcciones como estas diseminadas por todo Gijón. Sus estilos tan diferentes de lo que las rodea, el poco espacio que ocupan y sus originales fachadas las hacen únicas. Son el contrapunto a los bloques de viviendas que tan poco contribuyen al embellecimiento de la ciudad. 
      
   
Calle de Los Moros 9

Calle de Los Moros 11
   En la calle de Los Moros hay una casa que no tiene ningún valor artístico y que sin embargo, alineada con las otras dos y con la cuidadosa restauración de la fachada con cuatro balcones simples, no desentona en el conjunto de edificios.


             Calle de Los Moros 7

El Parchís
   La casa deSan Bernardo es de los años 30 y mantienen todos sus elementos intactos.        La del Parchís es de 1895 aproximadamente y la proyectó el arquitecto Miguel García de la Cruz. Las dos se libraron de la rehabilitación.

Calle San Bernardo 47

La de Ceán Bermúdez tiene la ventaja de estar habitada y de encontrarse en una calle apartada. Es otra de las supervivientes que me gusta.

Calle Ceán Bermúdez 18 

martes, 10 de mayo de 2016

Ventanas, balcones y miradores

   Si paseamos por el centro de la ciudad y vamos mirando hacia arriba podemos observar cómo se decoraban ventanas, balcones y miradores. Abundan los motivos florales pero también vemos columnas, arcos, rostros y, por supuesto, los diseños artísticos de las barandillas de forja. 
                                                                                   

Calle Los Moros 14. Busto 1940

Calle Diecisiete de Agosto
               
Calle Cabrales 82



           
Plaza de Europa 3
                                               

lunes, 9 de mayo de 2016

Sanatorio Covadonga

   A la entrada del Sanatorio Covadonga se encuentran unos jardines en cuyo centro hay una pequeña plazoleta. Los grandes árboles, las verjas de hierro forjado que protegen el pedestal central y los azulejos que la rematan, traen a la memoria los jardines de un Gijón que muchos recordamos. Su entorno silencioso y cuidado contribuyen al encanto de este lugar.
   Este sanatorio situado en el Coto de San Nicolás ocupa lo que fue la finca de verano del General Suárez Valdés. El médico Arturo del Toral, cuyo busto se encuentra en mitad de la plazoleta, la alquila en 1917 y posteriormente la compra para instalar en ella un sanatorio que atendiese enfermedades renales. 

Jardines desde el edificio del sanatorio


Busto del Doctor Toral

 


Montantes

   El montante es la abertura situada en la parte superior del portal, facilita la ventilación y permite el paso de la luz. Es una prolongación de la puerta que aporta elegancia. Se encuentran montantes con estilos y formas de lo más variado, rectangulares, semicirculares, con un simple ojo, con o sin cornisa, con o sin reja, con ventana interior de una o dos hojas... pero siempre constituyen una parte fundamental en la decoración de las fachadas.  
                                           
San Bernardo 23


San Bernardo 53

Cabrales 23

Corrida 33
Covadonga 3
Munuza 1
Pola de Siero 9

domingo, 8 de mayo de 2016

Portales

   Todos los edificios, casi siempre anteriores a los años 50, disponen de una entrada que les da personalidad. No hay dos iguales. La variedad de sus detalles hace que sean muy interesantes. Se ven portales con maderas pintadas, barnizadas, labradas, ornamentadas, con o sin verja, con aldabas y tiradores de bronce o simples llamadores y timbres, rematados por ventana y cierre de forja, flanqueados por columnas ....... Todos y cada uno de  ellos merece atención. 




Calle Concepción Arenal 10

Calle San Bernardo 22

Calle San Bernardo 15
Calle Instituto 20


Calle Libertad 24

Calle Marqués de San Esteban 12



El cuidado de los elementos menores

   Hubo una época en que cualquier detalle pequeño incorporado a una fachada cuidaba la estética del conjunto. Así encontramos timbres, números de portal, rótulos de profesionales, registros eléctricos y de gas, placas oficiales y cualquier añadido de carácter utilitario, rematando e incluso adornando las entradas y muros. 

Calle San Bernardo
Calle Cabrales
                    
         
Calle Menéndez Valdés
Calle María Bandujo 



Calle del Carmen esquina Pedro Duro
Calle San Bernardo
 
Plazuela San Miguel 
 

Marca de flor en cubre bajante 
 
El Carmen esquina Numa Guilhou