lunes, 12 de septiembre de 2016

Colegio Jovellanos




   En el tramo final de la calle de La Merced se encuentra  el Colegio de Primaria Gaspar Melchor de Jovellanos, un edificio azul que cuenta con más de 100 años de historia. 
Antigua Escuela Superior de Industrias y de Artes y Oficios, actualmente Colegio Público de Primaria 
   Este edificio, que junto al Antiguo Instituto y a la Escuela de Comercio integran  el conjunto de centros educativos más antiguos de Gijón, se creó para Escuela Superior de Industrias y de Artes y Oficios y se construyó en la huerta que el Instituto tenía en la parte posterior. 

El Grupo Escolar Jovellanos ocupa el 
edificio desde 1947 
Portal de entrada de la calle La Merced
       



    La Escuela existía desde 1886 dentro del Antiguo Instituto. Formaba maestros de taller y aprendices de diversos  sectores  industriales, en línea con  el pensamiento de Jovellanos, que defendía la  educación  como  el camino para el desarrollo económico de la región.
   
Edificio y patio por la calle de la Merced

    La falta de espacio y el aumento de alumnos obligó a buscar un lugar mayor. En 1911 se construye, con proyecto de Manuel del Busto, el edificio que hoy conocemos.

Detalle de la fachada
                          

   
Remate de las ventanas de la
primera planta
                       
    Es un edificio de estilo clásico con un exterior muy bien conservado. 
      El uso de la  piedra,  las  columnas con  capiteles, el remate con  balcón   sobre  la  entrada y los ventanales que cubren los muros le dan un aspecto noble. 

     La Escuela de Industria tenía clases prácticas de mecánica  y electricidad en los Talleres situados junto a la calle Begoña. Las normas para la Prevención de Accidentes y Seguridad Laboral se podían ver en grandes murales, con muchos detalles, dispuestos en las paredes del centro.   


MURALES DE CERÁMICA DE LA ANTIGUA ESCUELA DE INDUSTRIA Y DE ARTES Y OFICIOS
No dejes de acudir al médico para que 
cure tus lesiones o enfermedades por 
leves o benignas que te parezcan. 
No te avergüences trabajar con la 
seguridad necesaria; no tienes derecho 
a sacrificar tu vida por un falso 
concepto de valor.
   Estos murales fueron donados por Don Emilio Manso Capetillo, Inspector para enseñanzas profesionales de León, Galicia y Asturias. 

Para evitar las quemaduras hay guantes y
 botas; no dejes de usarlos y te ahorrarás 
el padecer de aquellas.
Si manejas metales fundidos hazlo con 
prudencia para evitar las salpicaduras 
y los derrames.
       
     Son normas de seguridad laboral expresadas en tono didáctico que advierten de las consecuencias de las imprudencias en el trabajo.
Los protectores de las sierras mecánicas y 
de los engranajes están para evitar 
accidentes graves. No trabajes sin ellos.
Las quebraduras suelen ser producidas 
por un vano alarde de fuerza.






























   Estas cerámicas han sido cuidadosamente restauradas y están instaladas en el vestíbulo y salón de actos del Colegio Público Jovellanos. 
   Están hechas alrededor de 1925 en la fábrica Mensaque Rodríguez y Cía de Sevilla.
         


   Gracias al empeño del director, Mario Suárez del Fueyo, para devolverlas a los muros del Colegio hoy podemos disfrutar de unas piezas únicas del patrimonio local.


                                                      GRUPO ESCOLAR JOVELLANOS

      En 1947 la Escuela de Industria se traslada a la nueva Escuela de Peritos en la calle Manuel Llaneza y el edificio pasa a ser el centro de enseñanza para niños, Grupo Escolar Jovellanos, hasta que se convierte en Colegio de Primaria.   
      
    Como recuerdo y testimonio de su historia también se han conservado muebles, objetos utilitarios y decorativos o azulejos que fueron parte de la vida escolar. 

PIEZAS CONSERVADAS EN EL COLEGIO DE PRIMARIA JOVELLANOS 











                            











 

   Se encuentra este pequeño museo escolar en distintas dependencias del colegio. 


   La muestra de cerámica fue el zócalo de la entrada del edificio antiguo. El reloj de pared redondo era del Colegio Jovellanos (escrito en la esfera) y el de estilo isabelino del Colegio Cabrales. Otra pequeña joya es la campana, una réplica de la del antiguo colegio. El mobiliario perteneció a los despachos del Grupo Escolar.  


LAS VERJAS

    El colegio está cerrado por las calles La Merced y Begoña con verjas clásicas de punta de lanza. El dibujo del forjado de hierro de los portones resulta muy original.  
    En el libro Las sedes del Instituto Jovellanos, de Manuel  Santiago  López, se dice que las verjas son las mismas que rodeaban la plaza del Seis de Agosto cuando fue instalada la estatua de Jovellanos.   



    En la primera década del siglo XXI se construye un nuevo colegio conservando sólo el exterior del edificio histórico. Pero aunque las antiguas estancias hayan desaparecido, el actual Colegio Jovellanos de la calle de La Merced se sigue distinguiendo por el aspecto elegante y sólido de las obras bien hechas.


   Como otros edificios históricos tiene tesoros que merecen ser conocidos. En particular los murales que decoran las paredes y que educaron y protegieron con sus textos y dibujos. También el resto de objetos y muebles que se conservaron porque son un testimonio excepcional de la historia educativa de Gijón.    



  Agradezco a Mario Suárez, director del colegio, su autorización para visitar y fotografiar todo lo que era de mi interés, así como a Rosana, secretaria del centro, por haberme acompañado y que no perdiese ningún detalle.     

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me alegro que te guste, Belén. Gracias por tus visitas y un abrazo.

      Eliminar
  2. muy clarificador de lo que fue y es este estupendo edificio

    ResponderEliminar
  3. Si, la verdad es que tiene una historia muy interesante y también muy desconocida.

    ResponderEliminar