lunes, 22 de agosto de 2016

Edificios con esgrafiados

    El esgrafiado es la técnica que consiste en practicar dibujos mediante el rascado sobre superficies de distinto color, obteniendo un efecto de profundidad y relieve. Así es como lo describe Javier Granda Álvarez en el libro "Arquitectura de Gijón y otros elementos de su patrimonio urbanístico" del Ayuntamiento de Gijón.   


Primera casa de San Bernardo











Detalle del esgrafiado en San Bernardo. Edificio de la Plaza Mayor con el que comienza la calle.
Combinación geométrica de rombos y flores inscritas en círculos.
Fondo en color teja y dibujo superpuesto en color claro.  









Menéndez Valdés 3 y 5






Calle Menéndez Valdés 3 y 5. Decoración de círculos y líneas formando espacios que se rellenan con flores de lis y composiciones de cuatro pétalos.
Fondo claro y dibujo color rosado.








   




Calle Cabrales 62. Edificio de esquina con Menéndez Valdés
Cada panel está rodeado de un festón ondulado y en el centro un dibujo floral.
Fondo claro y dibujo rosado






    No es casualidad que cuando tropezamos con estos dibujos recordemos el arte mudéjar. El esgrafiado se consigue aplicando de base una primera capa de un color, después se cubre con otra capa de yeso u otro material y, antes de que fragüe y colocando encima una plantilla perforada con el diseño deseado, se van vaciando los huecos hasta llegar a la base.  
    Esta técnica decorativa, utilizada ya por los árabes, se encuentra en edificios mudéjares. 



EDIFICIO DEL COMIENZO DE SAN BERNARDO


   Con este edificio comienza la calle San Bernardo. Se rehabilitó en 1999 y presenta un aspecto inmejorable. Esta casa estuvo ocupada por el Hotel Madrid y en el bajo durante años hubo un comercio de pañería llamado El San Luis.
   A los dos lados del edificio se abren arcos de comunicación con la Plaza Mayor. Hoy tiene un recrecido acristalado y hay dependencias municipales.  
Fachada decorada como las laterales que da a San Bernardo y la Pescadería

Vista reflejada en la Pescadería 

Firma de los técnicos de la
 rehabilitación
       
Arcos  que comunican con la Plaza Mayor


EDIFICIO DE MENÉNDEZ VALDÉS 3 Y 5 

    Este edificio de estilo Art déco fue proyectado por Mariano Marín de la Viña (1896-1962) en 1935 para Pedro Suárez Montesnava, que debía estar afincado en Méjico. Se dedicó a viviendas y bajos comerciales. Aquí estuvo la Confitería Alonso hasta hace pocos años.  
   La fachada es bastante sencilla y da sensación de verticalidad. Los tres cuerpos a cada lado del eje central están separados por altos muros y sus diferentes alturas van formando escalones.  

Vista de la fachada completa con un cuerpo central y tres más a cada lado 
   Hay que fijarse en los trenzados de la parte alta que se repiten en el último edificio de la manzana, el de Tritón. También en los paneles esgrafiados bajo las ventanas. 

Cuerpo central con letras PSM de Pedro Suárez
Montesnava y laterales con los trenzados y esgrafiados 

Cuerpo lateral
Detalle del esgrafiado


         
EDIFICIO DE CABRALES 62

   Este edificio, también de estilo Art decó, está en la misma manzana que el anterior. Es del mismo arquitecto y encargado también por P. S. Montesnava. Ambos edificios coinciden en el trenzado del remate y en el uso de esgrafiados.  
   La rotonda da a dos calles y llama la atención porque, al estar todo el edificio muy bien conservado, la decoración destaca mucho. Los dibujos varían de unas ventanas a otras. 
   Tritón, el bajo comercial de telas y ropa de casa, está aquí desde 1940 y es una de las tiendas gijonesas que ha respetado el estilo del edificio y mantiene el aspecto original.  

Esquina a Menéndez Valdés y 
Cabrales
Detalle de la rotonda 
           
    Los diseños decorativos, según "Gijón arquitecturas singulares 1929-1943" de Héctor Blanco, son de Antonia Rodríguez-Rivas, esposa del arquitecto Mariano Marín de la Viña. 





Detalles  de las variaciones en los diseños decorativos.





Diferencias entre la rotonda 
y las fachadas a las calles                                                              




   Los dibujos de las rejas son muy interesantes, todos diferentes y propios del Art decó. En los montantes, si nos fijamos un poco, se distinguen las iniciales del propietario PSM.



Cabrales 62
Portón de Tritón por el lado de
Cabrales
Menéndez Valdés
3 y 5
     
   Otro edificio en el que se empleó esta técnica está frente al Club de Regatas. Es una casa de primeros de siglo decorada con una franja esgrafiada en la parte superior. 
   Hay que estar avisado para darse cuenta ya que al estar situado el dibujo sobre una cornisa no se ve desde abajo.
Calle Batería 11 
Detalle sobre la cornisa




No hay comentarios:

Publicar un comentario