miércoles, 13 de julio de 2016

Plazuela de San Miguel

    La ciudad de Gijón estuvo cercada por una muralla en forma de estrella entre 1837 y 1868. Dos de sus brazos los formaban la calle La Muralla y Covadonga y su vértice era la actual Plazuela.

Calle Covadonga en su unión con la Plazuela
      La necesidad de espacio dentro de la muralla precipitó su derribo, pasando los terrenos liberados a propiedad municipal. A partir de entonces se extendió la ciudad en todas direcciones. El proyecto urbanístico para los arenales de San Lorenzo se conoce como el Ensanche. 

La plaza de San Miguel o Plazuela era uno de los vértices de la muralla
    Al principio del Ensanche se construyó una plaza ovalada cuyo eje serían las calles Menéndez Valdés y su prolongación Uría
   A la izquierda de este eje se abrieron tres calles, Capua, Cura Sama y Ruiz Gómez, que conectaban con la calle Marqués de Casa Valdés, que es la que protege de los vientos del mar. 
  A la derecha de este eje arrancan la calle Covadonga, Celestino Junquera y Santa Doradía, las dos últimas hacia la Carretera de la Costa. 

Eje central de la Plazuela en dirección a la calle Menéndez Valdés
      Estas ocho calles distribuyen el movimiento urbano a todas las zonas del centro de la ciudad, por lo que es uno de los lugares de paso más populares de Gijón.
  






   Siempre la conocí con bancos dobles, de los que tienen los respaldos unidos,  situados a los lados del paseo central. Estos bancos acogieron durante años pandillas enteras  que tenían la plazuela como lugar de encuentro. 

   



    En verano las hileras de tilos se unen por el centro y forman un estupendo túnel de sombra. También los cuatro jardines tienen un arbolado alto y frondoso. 
   Dispone de un quiosco que hoy ocupa un pequeño bar bien aprovechado y rehabilitado con muy buen gusto. Un lugar genial para sentarse tranquilamente un rato porque desde esta plaza hay  mucho que ver. Como siempre, hay que elegir las horas. 


Quiosco rehabilitado
                                                                                                                                                

Estatua de Evaristo San Miguel 



  

  Se le dio el nombre del General Evaristo Fernández San Miguel (Gijón 1785 - Madrid 1862), un militar y político liberal que, entre otros cargos, ostentó el de Ministro de Marina y el de Presidente de las Cortes Constituyentes de 1854. 
  
  

  
 La estatua del General Evaristo San Miguel está situada frente a la calle Celestino Junquera, sobre un pequeño jardín algo más alto que presenta desde hace años un aspecto desangelado y sucio que nada tiene que ver con el resto de la plaza. No sé si es la altura del pedestal pero este señor pasa bastante desapercibido.




    Otra de las cosas que convierte la plazuela en un buen lugar para sentarse a mirar es la cantidad de edificios de finales del siglo XIX y primera parte del XX que la rodean.


Calle Menéndez Valdés 40. Año 1893

Plaza de San Miguel 1. Año 1935

Antiguo Café San Miguel. Calle Ruiz Gómez 1. Año 1903


Edificio entre Uría y Ruiz Gómez que desde hace años presenta un aspecto impecable. 

Santa Doradía 1. Casa en la que vivió el pintor Mariano Moré cuyos frescos costumbristas se pueden ver en la tienda de Mango en la calle Corrida. 
Edificio de los antiguos Almacenes Soto, anteriormente Ciudad de Londres.    

     Las fotos desde la altura tengo que agradecérselas a mi amiga Charín que me cedió la terraza de su casa para hacer las que quisiera. También a María Elena porque desde la suya hice varias de la calle Covadonga. Y también gracias a Javier que me indicó una reliquia del pasado que se ve en el 2º piso de los Almacenes Soto, una copa del antiguo remate en la fachada de la calle Covadonga.  



Remate de Almacenes Soto
Plazuela sin bancos y con el
quiosco en construcción (ignoro el autor)



7 comentarios:

  1. ¡Estas construyendo todo un tesoro para el futuro, Gres!, ánimo y muchas gracias por tu trabajo.

    ResponderEliminar
  2. Es que la plazuela es un lugar muy guapo y especial.

    ResponderEliminar
  3. Ana Isabel Lagar Diez25 de julio de 2016, 12:05

    Mi madre compró mucha cerámica a la hija del pintor Mariano Moré, en mi casa, hay cuadros y piezas de cerámica de su hija.
    Yo iba con mi madre a la casa de esta señora, la que había sido casa de su padre, en la Plazuela.
    También en la Plazuela pasé muchas horas, de pandillita, y esas cosas todas.

    ResponderEliminar
  4. Hola buenas:
    Soy BEgoña menéndez Canal y estoy interesada en la Historia de la construcción de la Plazuela San Miguel, según las anécdotas familiares, fue Laureano Suarez Perez, filántropo Asturiano quien donó el dinero para su construcción, es familiar nuestro y quisieramos saber dónde puedo buscar datos del momento.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Begoña, el diseño de la plazuela lo hizo el arquitecto municipal Don Lucas María Palacio alrededor de 1868. Me parece que para saber algo sobre la financiación lo mejor es consultar las Actas del Ayuntamiento de esos años. Están en el Archivo Municipal de Gijón, en la Torre del Reloj. Un saludo

      Eliminar